(Volcanic) winter was coming: la erupción del Monte Toba y los primeros sapiens.

En 1988, Stanley Ambrose1 propuso la hipótesis de que la erupción del Monte Toba en Sumatra hace unos 74 Ka BP había causado un invierno volcánico que, para el Este de África, provocó un milenio de temperaturas anómalamente bajas. Esto generó un colapso de los ecosistemas afectando a los Humanos Modernos que ocupaban la zona y provocando un cuello de botella que mermó y casi acaba con nuestra especie sobre la faz de la tierra.

Sin embargo, este hipótesis fue puesta en duda por varios autores en su momento2 y la evidencia actual, tanto arqueológica, como de laboratorio, parecen mitigar los efectos de esta mega-erupción en el África subsahariana.

La erupción del Toba coincide con el inicio del MIS4 (75-60 Ka BP), el cuál es una etapa de frío y aridez generalizada. Sin embargo, en el continente africano este esquema glacial/interglacial no puede ser extrapolado directamente. Hay que tener en cuenta, a la hora de plantear hipótesis generalistas, que el clima cambia de manera asincrónica en este región debido a la altitud, la geografía, el gradiente de lluvias, etc. De hecho, el MIS4 fue un momento húmedo en el este de África y en el África tropical durante su primera parte3.

En 2012, Claudia TImmreck y colegas realizaron un modelo en el que concluyen que si la erupción del Toba se produjo durante el MIS4, los efectos no fueron especialmente traumáticos a medio plazo. Si, por le contrario, fue en periodo interglacial, éstos serían más acusados. Durante los primeros años la vegetación arbórea se perdería en casi la mitad y sería sustituido por herbáceas. Las precipitaciones caerían dramáticamente durante los dos primeros años, pero se compensaría en los 3-5 años posteriores. Así, si se produjo en periodo interglacial, la vegetación tardaría unos 20-30 años en recuperarse, mientras que si fue ya en periodo glacial, la recuperación solo tardaría un decenio. Hace unos años, un estudio basado en el análisis de los fitolitos y restos de carbón del lago Malawi4 concluyó que no hubo un invierno volcánico de seis años, que no provocó un cuello de botella en el este de África y que no llevó a los humanos modernos al borde de la extinción.

Recientemente, un trabajo en los yacimientos de Vleesbaai y de Pinnacle Point5 en Sudáfrica, ahondan en esta idea de unos efectos relativamente bajos de la erupción del Monte Toba en el África Austral. Los autores dan a entender que no existieron cambios climáticos traumáticos e invitan al resto de colegas a realizar algo especialmente obvio: ir a los yacimientos a tener las evidencias para testar las hipótesis generales planteadas, como la del invierno volcánico.

Aún así, en nuestra sociedad ávida del click y de la instantaneidad nos olvidamos de lo que se ha trabajado en el pasado y podemos leer titulares muy de Juegos de Tronos como “Los humanos que sobrevivieron al supervolcán Toba mientras el mundo agonizaba6 de ABC, “Los humanos que sobrevivieron al super volcán que arrasó el planeta7 de La Vanguardia, “Hace 74.000 años, este grupo de humanos sobrevivió al apocalipsis8 de Vozpopuli o “Hallado el ‘edén’ que salvó a los humanos de la extinción por el volcán Toba9 de El Español… Bueno, igual es más de walking death o de una peli de catástrofes de esas de sobremesa de fin de semana.

Referencias:

1 Ambrose, S. H. 1998b. Late Pleistocene human population bottlenecks, volcanic winter and differentiation of modern humans. Journal of Human Evolution, 34: 623-651.

2 Gathorne-Hardy, F. J. and Harcourt-Smith, W. E. H. 2003. The super-eruption of Toba, did it cause a human bottleneck? Journal of Human Evolution, 45: 227-230.

3 Blome, M.W., Cohen, A.S., Tryon, T.A., Brooks, A.S., Russell, J., 2012. The environmental context for the origins of modern human diversity: a synthesis of regional variability in African climate 150,000-30,000 years ago. Journal of Human Evolution 62: 563-592.

4 Yost, Ch., L., Jackson, L. J., Stone, J. R., Cohen, A. S. 2018. Subdecadal phytolith and charcoal records from Lake Malawi, East Africa imply minimal effects on human evolution from the ~74 ka Toba supereruption. Journal of Human Evolution 116: 75-94.

5 Smith, E. I. et al. 2018. Humans thrived in South Africa through the Toba eruption about 74,000 years ago. Nature 
555 :
511–515 doi:10.1038/nature25967 https://www.nature.com/articles/nature25967

6http://www.abc.es/ciencia/abci-humanos-sobrevivieron-supervolcan-toba-mientras-mundo-agonizaba-201803122030_noticia.html

7http://www.lavanguardia.com/vida/20180313/441496778212/humanos-sobrevivieron-super-volcan-arraso-planeta-monte-toba.html

8 http://www.vozpopuli.com/altavoz/next/Hace-grupo-humanos-sobrevivio-apocalipsis_0_1116788699.html

9 http://www.elespanol.com/ciencia/investigacion/20180313/hallado-eden-salvo-humanos-extincion-volcan-toba/291721324_0.html


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.