Arqueólogas Molonas: Dorothy Garrod (1892-1968)

No soy nada innovador con este texto, ni siquiera en la elección de la protagonista de este post. Sin embargo existen razones. Mi vida académica ha sido marcada vivamente por la enseñanza de varias excelentes profesionales: Vicky Cabrera, Matilde Múzquiz o Marta Mirazón, por poner los ejemplos más relevantes. Otras, solo me han influido con su legado y ejemplo. Dorothy Garrod es, sin duda, la que más profundamente me ha impresionado.

Pese a ser una de las investigadoras que más hicieron por el Paleolítico tal y como lo conocemos hoy, su figura ha quedado postergada a un segundo plano, cuando no condenada al ostracismo y, por eso, sigue siendo una completa desconocida incluso para los estudiantes de Prehistoria y Arqueología de nuestro país.

Dorothy Annie Elizabeth Garrod fue la primera mujer en ser catedrática en la prestigiosa universidad de Cambridge en el Reino Unido y realizó trabajos de campo en lugares tan significativos y relevantes como Gibraltar, sur de Inglaterra, Francia, Palestina, el Kurdistán iraquí o Bulgaria. Allí excavó yacimientos claves como Kent’s cavern, Devil’s Tower, El Wad, Mugharet el-Emireh, Kebara, Skhul o Tabun. Colaboró estrechamente con personalidades como el abate Breuil, formó parte de numerosas instituciones, entre ellas la British Academy, asociaciones y comisiones de investigación, Así mismo, definió tecnocomplejos como el Chatelperroniense, el Gravetiense, el Natufiense o el Creswelliense, términos que, además, fueron acuñados por ella.

Sin duda, Garrod debe ser recordada por la sistematización del Paleolítico Superior inicial en Europa (1), por sus estudios en El Wad y Tabun, con la impresionante “necrópolis” natufiense en el primero y los restos de neandertal y musteriense en el segundo (2).

También ha de ser reconocida por el equipo de colaboradores o personas a las que influyó. Theodore McCown y Francis Turville-Petre fueron sus manos derechas en Monte Carmelo, pero también Jacquetta Hopkins (después especialista en la época minoica), Joan Crowfoot Payne, Diana Kirkbride, and Lorraine Copeland (una de las voces clave para estudiar el Musteriense levantino), colaboró entre otras con personalidades como Gertrude Caton-Thompson (imprescindible firma si se quiere saber algo sobre el Ateriense), Dorothea Bate, Elinor Wight Gardner entre otras (3). Además, Garrod solo contrató a mujeres locales para sus trabajos de excavación (4) e introdujo ciertas novedades metodológicas como la filmación de algunos descubrimientos.

Dorothy Garrod no es una arqueóloga más, desde mi punto de vista es una de las personas capitales para entender el Paleolítico moderno. No por menos, la universidad de Cambridge, cuando cumplió 800 años, la incluyó entre los personajes ilustres de la institución, junto a personalidades como Darwin, Newton, Rosalind Franklin (la otra mujer del plantel, descubridora real del ADN), Krik y Watson (para muchos los usurpadores descubridores del ADN) o Lord Byron entre otros pocos.

Dorothy Garrod c. 1913. Imagen de libre acceso

Dorothy Garrod c. 1913.
Imagen de libre acceso

Para saber más:

  1. Garrod, D.A.E. 1938. The Upper Palaeolithic in the Light of Recent Discovery. Proceedings of the Prehistoric Society 4, 1-26.
  1. Garrod, D.A.E.; Bate, D.M.A. 1937. The Stone Age of Mt. Carmel: vol 1. Oxford: Claredon Press.
  1. http://trowelblazers.com/dorothy-garrod-2/
  1. Davies, W. 1999. Dorothy Annie Elizabeth Garrod: A short Biography. En Davis y Charles (eds.): Dorothy Garrod and The Progress of the Palaeolithic. Owbow books, pp. 1-14.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *